noviembre 29, 2022

entreObras

El Palacio Arruabarrena fue declarado Monumento Histórico Nacional

Ubicado en pleno centro de Concordia, estuvo a punto de ser demolido en 1973. Actualmente, en el lugar se emplaza el Museo Regional Municipal. Su Historia

El gobierno nacional publicó este jueves el decreto 72/21 en el Boletín Oficial, que establece a este majestuoso palacio ubicado en la provincia de Entre Rios como Monumento Histórico Nacional .

Historia de la Familia Arruabarrena

En 1838, el país estaba gobernado por el Gral. Juan Manuel de Rosas y Entre Ríos convulsionado por luchas internas.

Es por aquella época que el nombre de Arruabarrena, comienza a ser conocido. Juan Bautista Arruabarrena (padre), llegó al país ese año. En Buenos Aires trabajó de empleado en un comercio, y luego se trasladó a Gualeguaychú donde estableció un almacén de ramos generales.
A 23 años de permanencia en la zona, y merced a su esfuerzo, logró adquirir un campo de 6.300 has. de extensión. Falleció a los 75 años, dejando conformada una familia de 12 hijos, y es al mayor de ellos que nos vamos a referir. quien llevaba su mismo nombre y desarrollaba la misma actividad.

HISTORIA DEL PALACIO

Durante las primeras décadas de este siglo, se construyeron en Concordia un buen número de grandes residencias pertenecientes a la creciente burguesía local que adoptaba algo tardíamente usos y costumbres de las altas clases porteñas.

La idea de construir una casa de tan refinada arquitectura nació en un viaje a Francia realizado por Juan Bautista Arruabarrena, en la primera década del siglo XX. Arruabarrena se hospedó en una residencia cuyo diseño le impactó por su belleza y señorío, despertando su interés por construir un edificio similar en Concordia

El Palacio Arruabarrena es sin dudas, el más importante ejemplo de ellas en la ciudad y una de las más valiosas entre las de su tipo en la provincia.
La inspiración de construir una casa de tan espectacular arquitectura, nació de un viaje a Francia realizado por Don Arruabarrena, quien quedo impresionado por el señorío de la vivienda donde permaneció durante su estadía en ese país.

De este modo, trajo a concordia los planos de aquel edificio y algunos arquitectos, para que construyeran aquí un palacio de similares características. La obra se inicio en 1916, y fue dirigida por el Arquitecto Gabriel Dulin y el constructor Luis Pepey. Se ubica exento en un lote en esquina, retirado de la línea municipal y con vistas hacia la Plaza Urquiza.


Resuelto en cuatro plantas –semisótanos, piano nobile, primer piso y mansardas–, conforma el mejor ejemplo provincial del Academicismo francés.
El acceso se hace por la ochava, mediante una escalinata de mármol que sube a la loggia oval, dando paso al vestíbulo que distribuye a las diferentes áreas de la casa. Las fachadas están resueltas en el lenguaje propio del Eclecticismo, profusamente ornamentadas y rematadas por altas mansardas. En el interior lucen cielorrasos decorados y bellos vitreaux que acompañan el recorrido de la gran escalera.

En 1926 falleció Don Juan Bautista Arruabarrena, y unos años más tarde su esposa, Dominga De La Cruz. Cuando esto sucedió los herederos vendieron la casa al gobierno nacional, y fue así que se instaló el Comando de la 11° Brigada de Caballería hasta su traslado a la ciudad de Paraná.
A punto de ser demolido, en el año 1973, y a pedido de los ciudadanos concordienses, el Intendente Dn. Fernando Méndez Graff inició los trámites para permutarlo recuperándose así este importante patrimonio arquitectónico.

MUSEO REGIONAL MUNICIPAL
Años después y por decreto No 21.448 de 13 de enero de 1984, el entonces presidente municipal, Dr. Jorge Pedro Busti, destinó el edificio sede del Museo Regional Municipal, creado por aquella misma norma, lo que artificio el honorable concejo deliberante, sala de sesiones, 16 de febrero del mismo año.