junio 20, 2024

entreObras

Mini piletas, una tendencia en alza

No todos tienen la suerte de tener un patio o jardín con mucho espacio. Sin embargo, eso no tiene que ser un impedimento para incluir una pileta
Mini piletas, una tendencia en alza

El verano es una estación en la que disfrutamos del sol, el calor, el buen tiempo y el ocio al aire libre, siendo el jardines, terrazas y patios, los lugares favoritos para transitarla. La posibilidad de tener una pileta en casa, es algo que seduce. Hasta hace un tiempo pensar en montar una pileta en casa se reducía, no solo al poder económico de hacerla, sino también al poder contar con un patio o terreno de amplias dimensiones que nos permitiera construirla. Hoy esto cambio y las piletas XS o minipiscinas están de moda.

La tendencia de las mini piletas es una tendencia que va en alza. Una de sus ventajas es que se integran perfectamente en los pequeños espacios exteriores e incluso en terrazas, es decir que se vuelven un elemento más de decoración.

No importa si tenés un patio o terraza de tamaño reducido, ya que hay soluciones posibles para adaptar una pileta en cualquier rincón y sin que ocupe demasiado espacio. Hay una amplia variedad de modelos y diseños que se pueden adaptar al tamaño y dimensión de tu hogar. Las piletas pequeñas o minipiscinas también existen y son igual de útiles que las grandes. Más aún si conoces los trucos clave para aprovecharlas al máximo. Hoy te contamos algunos tips para instalar una mini piscina en tu hogar.

Eligiendo el diseño

Lo primero que tenes que tener en cuenta es que una mini pileta se puede adaptar al espacio disponible en patios o terrazas, sin renunciar al buen tránsito del espacio en general y optimizando al máximo los metros disponibles, dejando siempre lados libres para entrar y salir.

Prefabricadas, desmontables, de material, inflables, las opciones son muchas para hacerle frente a las altas temperaturas, todo es cuestión de decidir el diseño que más encaja con la decoración de tu jardín. Es importante que, si tu patio es pequeño, busques qué tipo de pileta se ajusta mejor, no es lo mismo un modelo para espacios pequeños que para una terraza o jardín enorme.

Ubicación y tamaño

Antes de pensar en la forma y el tamaño hay que determinar cuál es el lugar en el que se colocará. Para eso es importante tener en cuenta las zonas de sombra y de sol del área. Un tips para ganar espacio es ubicar la pileta en los límites del terreno y añadir un muro de color, luces o hasta un pequeño jardín. Por otro lado, definir cuál es el mejor tamaño para una pileta en un patio pequeño depende de los metros disponibles y destinados para ese fin y el tipo de terreno. Una medida estándar para una pileta rectangular es de 6×3 metros, una superficie de 18 m².

Formas

Las mini piletas pueden ser de cualquier forma: cuadrada, rectangular, ovalada, redonda. Uno de los diseños más elegidos son las rectangulares y largas, a un costado del terreno o la terraza. Las piletas irregulares, dejan espacio para áreas como terraza o solárium. Es la alternativa más eficiente si se trata de ganar y aprovechar espacio. Por lo general, son de hormigón. Las piletas semicirculares no son muy habituales, pero son bienvenidas si no hay muchos metros disponibles. La circunferencia dependerá del área y algunos modelos pueden convertirse en un verdadero mini spa.

Materiales

El hormigón es el material más difícil de mantener de forma estacional y a largo plazo. No obstante, aporta versatilidad respecto a formas y diseño. Quizás su costo es más elevado pero el resultado lo vale. Los revestimientos de vinilo son más fáciles que mantener que el hormigón. La desventaja es que se debe reemplazar su revestimiento cada 8-11 años. Las piletas fabricadas en fibra de vidrio llevan poco mantenimiento a nivel estacional y a largo plazo. Su costo suele ser asequible, aunque su forma no es muy versátil y no existen modelos diseñados a medida. Una opción económica son las piscinas desmontables, ya sean tubulares o inflables, que no implican obra. Eso sí, es conveniente efectuar una base de cemento antes de colocarlas.

Tips para decorar tu mini pileta

– Si el espacio te lo permite, un deck de madera que rodee tu pileta siempre es un estilo acertado, que te ayudará a delimitar la zona. También podés revestirla con hormigón o piedras.

– Decorar con plantas siempre es un acierto. Anímate a sumar macetas o montar un jardín vertical y sin lugar a dudas el sector de tu mini pileta robará las miradas.

– La zona de pileta suele recibir los rayos directos del sol durante gran parte del día, por lo que se deberán elegir plantas que se adecuen a esta situación.

– Podés colgar lámparas o sumar faroles, las luces siempre son un aliado en la decoración para realzar los espacios.

No todos tienen la suerte de tener un patio, terraza o jardín espaciosos, sin embargo, eso no tiene que ser una excusa para incluir una mini pileta en tu hogar y disfrutarla todo el verano.