junio 20, 2024

entreObras

Historias de La Histórica: El ferrocarril al Puerto Viejo

Escaso es el conocimiento sobre las vías del ferrocarril que existieron en Concepción del Uruguay en el Siglo XIX. Es por eso que, en alusión a los 240 años de La Histórica, se repasarán datos sobre el tema.

El 9 de julio de 1866, el Gobernador de la provincia de Entre Ríos, José María Domínguez, en representación del General Urquiza, inaugura el primer ferrocarril de la provincia, entre Gualeguay y Puerto Ruiz.

El 27 de marzo de 1874, se inaugura el tramo del Ferrocarril del noreste argentino entre las ciudades de Concordia y Federación, con la presencia del Presidente de la Nación, Domingo Faustino Sarmiento, acompañado por el Gobernador de la provincia, Leónidas Echagüe, y un año después, el presidente Avellaneda y el mismo Echagüe, hicieron lo propio con el tramo Federación–Monte Caseros.

El Ferrocarril Central Entrerriano

En una ceremonia realizada en la ciudad de Paraná el día 12 de julio de 1885, se inician las obras de construcción del ferrocarril Central Entrerriano.

Este ferrocarril se debió a la iniciativa del Gobernador de la provincia, el Gral Racedo, contando originalmente con la financiación de recursos de la provincia y empréstitos que se tomaron para su concreción.

Los trabajos son realizados por la empresa concesionaria de la obra Lucas González y Cía. y se inician simultáneamente en los puntos extremos de la línea: Paraná y Concepción del Uruguay, teniéndose previsto la unión de los rieles en la ciudad de Rosario del Tala, en el centro de Entre Ríos.

El Ferrocarril al Puerto Viejo

Es poco conocido entre los uruguayenses, la existencia de un ferrocarril que unió, aunque transitoriamente, un muelle construido al efecto, en la zona denominada hoy “Puerto Viejo” y la línea troncal del ferrocarril que unía la estación Uruguay con el puerto, que tuvo un tendido provisorio y por poco tiempo.

Encontrándose en plena construcción, el Ferrocarril Central Entrerriano, la empresa constructora Lucas González y Cía., tiene la necesidad de transportar materiales (rieles, durmientes, etc.) para la construcción del tramo Uruguay-Rosario del Tala, los que se transportaban desde Buenos Aires en buques hasta el “Puerto Viejo”, en razón que el muelle nacional o puerto exterior, sobre el rio Uruguay, en esas circunstancias, se encontraba en plena construcción.

Con tal motivo, la empresa constructora, el 28 de diciembre de 1885 solicita a la Municipalidad de Concepción del Uruguay, la correspondiente autorización para el tendido de una vía provisoria, para hacer circular un tranway a tracción a sangre  desde un muelle construido al efecto en el puerto de los barcos, (Puerto Viejo) ubicado a unos 160 metros del actual muelle hasta el empalme de la vía que va a la estación Uruguay.

Los rieles se colocaron a la izquierda de las calles (mirando de sur a norte) a unos 0,60 centímetros de la vereda. Terminada la obra, la empresa se comprometía a levantar la vía, dejando a las calles en su estado primitivo a satisfacción de la inspección que realizaría la Municipalidad.

El 26 de enero de 1886, la Municipalidad de Concepción del Uruguay, autorizó a la empresa la construcción de la línea férrea provisoria. Obtenido el correspondiente permiso, la empresa ferroviaria construyó un muelle “provisorio” que fue autorizado por la nación por Decreto con fecha 18 de enero de 1886 y el tendido de la vía para el traslado de los materiales en zorras tiradas por caballos.

Al poco tiempo, la empresa a cargo, ante la necesidad de incrementar el ritmo de construcción de la vía ferroviaria Uruguay-Tala, solicita a la Municipalidad local, la autorización para reemplazar las zorras tiradas por caballos por una máquina a vapor explicando que las mismas sólo transportan 2 toneladas cada una, mientras que utilizando vagones (25 en total) arrastrados por locomotoras a vapor, se transformarían en 200 toneladas por viaje, siendo la carga total a ser transportada de 20.000 toneladas; es decir, que si se seguía utilizando zorras, se debían realizar 10.000 viajes de ida y vuelta, mientras que si se autoriza una locomotora, sólo se debían realizar 100 viajes de ida y vuelta con un ahorro de 58.000 kilómetros.

Con pocos días de diferencia, la Municipalidad acepta la propuesta, estableciendo una serie de condiciones que debían ser cumplidas por la empresa, como por ejemplo, la circulación de los trenes se debería realizar en determinados horarios.

El 12 de agosto de 1887, se inaugura oficialmente la Estación “Uruguay” y el 5 de diciembre del mismo año, el Presidente de la República Juárez Celman inaugura el “Muelle Nacional” o “Puerto Exterior sobre el río Uruguay”, obras que impulsan el crecimiento sostenido de Concepción del Uruguay.

Finalizados los trabajos del ferrocarril Central Entrerriano, la empresa Lucas González y Cía., como habían acordado con la Municipalidad, levanta las “vías provisorias” del ferrocarril al “Puerto Viejo” y procede a dejar las calles afectadas por la traza, en las condiciones originales, abonando además la suma de $1200 al Municipio como resarcimiento por los daños ocasionados.

Fuente: La Prensa Federal