mayo 18, 2024

entreObras

Real Estate: expectativa y optimismo en un sector que busca volver a crecer

Distintas figuras opinaron sobre la actualidad y el futuro del rubro. El piso en los precios, la falta de acceso al crédito y la importancia de invertir en el ladrillo.
Actualidad y el futuro del real estate. 

En medio de la escalada de la crisis económica posPASO, los principales protagonistas del sector inmobiliario argentino e internacional se dieron cita en la Expo Real Estate Argentina para presentar sus novedades, intercambiar conocimientos y evaluar el presente de un rubro que, tras la tormenta, espera volver a crecer en el mediano plazo.

El evento tuvo lugar en el hotel Hilton de Puerto Madero durante los días 16 y 17 de agosto pasados y contó con stands, workshops, charlas y diversas actividades tendientes a promover los negocios y las inversiones inmobiliarias tanto en el país como en el exterior.

El regreso de lo tangible

Durante el encuentro, el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar, dialogó con Ámbito y se mostró confiado de cara al 2024: «Venimos de seis años de tobogán en caída libre. Este año para nosotros es bisagra. Hace dos o tres meses los valores dejaron de descender en Capital Federal. Los valores en zona norte y en algunas provincias ya habían repuntado hasta el 20% en la regulación de valor».

Al respecto, Bennazar destacó el nivel de escrituración en la Capital Federal con respecto al 2019, aunque subrayó que nunca se llegó a los números del 2017 y 2018. El motivo, adujo, es la falta de un actor central: los créditos hipotecarios y su accesibilidad. En tanto, aseguró que en la Provincia, durante 2023, ya hay más 16 mil escrituras, un «buen número» según considera.

Consultado acerca del tembladeral económico ocurrido después de las elecciones primarias, explicó: «Lógicamente, ante las PASO siempre hay una movilidad del dólar hasta que encuentre su valor. Dólar se moviliza, mercado se paraliza; dólar se estabiliza, mercado se moviliza. Esto, en un término de 7 o 10 días, vuelve a continuar».

De cara al 2024, afirmó tener muy buenas expectativas, al igual que para 2025, siempre atadas a que «haya buenas políticas y accesibilidad a los créditos». En esa tónica, advirtió que los inversores entendieron que hoy los niveles de precio están en lo más bajo que pueden estar y que a estos valores no van a poder volver a comprar por «mucho, mucho tiempo».

«El ladrillo es el único resguardo de valor tangible a nivel mundial; es la vuelta de lo tangible. El sector inmobiliario es la inversión ideal. De hecho, los grandes capitales hoy se están transfiriendo a tierra, a urbano, a todo lo que tenga que ver con desarrollo. Activos tangibles: hay que invertir en eso», finalizó el directivo.

“Más barato que nunca”

Otro de los participantes de la Expo Real Estate fue el presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), Damián Tabakman. Si bien reconoció que el evento llegó en un marco de altísima preocupación, destacó que la convocatoria fue récord, ya que hubo mucho interés en escuchar a los líderes acerca de cómo posicionarse en un momento tan incierto y difícil.

«Este evento aporta catarsis. Claramente es un momento en el que la actividad nuestra desde lo comercial, que consiste en comprar y vender (compramos insumos, contratamos hormigón, ladrillo, y vendemos departamentos en pozo para ser construidos) hoy, esencialmente esas dos actividades, comprar y vender, está paralizada», amplió Tabakman.

Sin embargo, el titular de la CEDU ponderó la capacidad del sector inmobiliario para seguir operando ante un escenario tan complejo, y contó que las obras, en la enorme mayoría de los casos, continúan su marcha: «No es la primera vez que ocurre. Los flujos de fondos están estructurados para poder afrontar, no sé si cataclismos, pero al menos momentos de tanta incertidumbre como el actual».

Respecto al futuro, el ejecutivo dijo que las expectativas son «prudentemente optimistas» y que, en lo político, los candidatos con chances de ganar «son más promercado». «Eso nos hace sentir más confortables y con mejores vasos comunicantes entre el sector público y el sector privado para incentivar a nuestros inversores a que sigan poniendo plata en Argentina», relató.

Sobre por qué invertir en inmuebles, opinó que hoy es barato, que a futuro se van a encarecer y uno va a poder capitalizarse, y que ahora, más allá de los «quilombos coyunturales», las rentas mejoraron un montón.

«Siempre recomiendo apostar al ladrillo, pero hoy más porque está más barato que nunca. Me parece que cuando la Argentina se reacomode, los precios van a ser otros que en la actualidad. El inversor procura entrar cuando es barato para capitalizarse cuando sea más caro y no al revés. Con esa perspectiva, el momentum es este», concluyó Tabakman.

Clasificar entre los mejores del mundo

Invitado especial de la exposición, el presidente, CEO y founder de Fortune International Group, Edgardo Defortuna, puso el énfasis sobre el optimismo que encontró al visitar la Argentina -su país de origen- y dijo que notó que le gente percibe un cambio, aunque se preguntó qué velocidad tendrá y de qué manera se hará ese cambio.

Trazando un paralelismo futbolero, Defortuna graficó que en los mundiales 2014 y 2018 se respetaron mucho las trayectorias de jugadores y entrenadores argentinos y que eso generó restricciones para la Selección. En cambio, en Qatar, «se limpió» el pasado y el plantel dijo «seamos un grupo, seamos un todo. No hay egos, no hay pasado».

Edgardo Defortuna.
Edgardo Defortuna.

«Por supuesto, tenían a Messi, que es un factor muy importante. Pero ¿por qué ganaron? Porque fueron un grupo, que todos tiraban para el mismo lado y que el país los apoyó de la misma forma. Si logramos eso, desde el punto de vista económico y político, yo creo que vamos a tener éxito», precisó el empresario.

Por último, comentó que Scaloni tenía el mandato o la necesidad de ser campeón del mundo. En cambio, Argentina no necesita ser el mejor del mundo: “Necesita clasificar, necesita estar entre las potencias que debería ser. No hace falta llegar al máximo. Si todos nos sumamos a hacer lo mejor posible detrás del líder que elijamos, o sea así».

«El potencial humano, la calidad, la capacidad de la gente…mirá que yo viajo a todos lados del mundo y obviamente tengo el corazoncito acá, pero reconozco que somos muy capaces. Tenemos muchas capacidades, muy inteligencia y habilidad: hay que usarlas para que hagamos las cosas bien todos juntos», cerró Defortuna.

Apuesta al país

Por su parte, la directora de Relaciones Públicas y Prensa de la exposición, Marisa Koifman, opinó que el evento fue muy positivo. «Los desarrolladores argentinos siguen con sus proyectos, siguen apostando al país y se van acomodando a la situación que vamos viviendo», remarcó.

En el plano internacional, Koifman puso en valor la presencia de invitados como Defortuna y también de firmas de otros países, como por ejemplo de Paraguay, además de compañías clásicas del negocio en la Argentina.

«Este año se entregó el premio a los desarrolladores destacados, premiando el esfuerzo de muchos años. Este evento es la cumbre donde se juntan personas que vienen de la gestión pública, de las cámaras empresariales, de la cámara inmobiliaria, de la cámara de desarrolladores, de la central de arquitectos. Se juntan todos los interlocutores y actores de este rubro», comentó.

Acerca de las perspectivas del sector, la ejecutiva consideró que hay que seguir empujando a construir viviendas en el país, viendo qué tipologías son las que se pueden vender y ponderó las tendencias que marcan la pauta hoy en día.

«Se construye mucho Airbnb, están volviendo las oficinas, ya que las empresas decidieron que hay que trabajar cuatro días a la semana. También viviendas de uno o dos ambientes en muchos barrios que tienen oportunidad, la mayoría gente joven, emprendedora, que tienen oportunidad de invertir o comprar para su uso personal», cerró.

Fuente: AMBITO