junio 20, 2024

entreObras

Abren causa penal por los terraplenes de Laguna del Pescado

Pobladores de esa zona del departamento Victoria, denunciaron que terratenientes de la zona construyeron murallones que obstaculizaron el drenaje natural de las aguas que ingresan al Delta

El Juzgado Federal de Victoria comenzó a tramitar una causa penal por una red de endicamientos efectuados por productores ganaderos en la zona de Laguna del Pescado, en el Delta entrerriano, confirmaron fuentes oficiales a ERA Verde. De acuerdo a la denuncia que desencadenó la investigación de los hechos, privados levantaron murallones que, tras la elevación del nivel del río Paraná, taponaron al menos dos arroyos. Por estas obras prohibidas por las medidas cautelares vigentes para proteger el humedal, se vieron afectados pescadores artesanales que no pueden utilizar al embarcadero de Puerto Esquina. Las construcciones también perjudicaron a otros campos aguas arribas que fueron inundados por los embalses.

En enero pasado, pobladores de Laguna del Pescado, en el departamento Victoria, denunciaron que terratenientes de la zona había construido una serie de murallones para proteger sus propiedades de la crecida del río Paraná que por entonces se iniciaba tras tres años de intensa sequía. Por este accionar, señalaron, obstaculizaron el drenaje natural de las aguas que ingresa al Delta, y taponaron los arroyos El Chiquilin y El Manzo, y con ello impidieron la cota necesaria para su navegabilidad. Estas obstrucciones impactaron en la actividad de los pescadores que utilizan los cursos para llegar al embarcadero de Puerto Esquina. Asimismo, los diques dañaron campos en tierra firme que fueron inundados “aguas arriba”, tal como explicaron los damnificados a ERA Verde, quienes apuntaron un sistema de “consorcio ilegal” donde varios propietarios coordinaron acciones para levantar, cada uno en su inmueble, una fracción de los murallones para luego unirlos en uno de tal manera que el agua no llegue a sus potreros.

Fue así que el 19 de marzo, la Delegación Islas de la Municipalidad de Victoria realizó una incursión para realizar la constatación in situ. Puedo realizar la inspección merced a que un vecino le prestó una lancha para llegar lugar, ya que no posee vehículo náutico, a pesar de los reclamos de sus empleados para que se lo dote de los elementos necesarios para poder realizar los trabajos que le competen a esta oficina.

Justamente estos informes de la dependencia municipal fueron lo que llegaron al Juzgado Federal de Victoria, a cargo de Federico Ángel Claudio Martin. En este orden, según la constatación efectuada oportunamente, se relevaron tres terraplenes en la zona de Laguna del Pescado, confirmaron a ERA Verde. “Uno de aproximadamente 200 metros de largo, por 3 metros de ancho, por 50 centímetros de alto en las coordenadas: S 32°45’5.78” W 60°4’8.28”; y S 32°45’00.3” W 60°04’02.5, en Riacho Victoria”. El otro muro de aproximadamente 848 metros de largo, por 2 metros de ancho, por 30 centímetros de alto, en las coordenadas: S 32°44’07” W 60°04’20”; S 32°44’04” W 60°04’09”; y S 32°44’0.96” W 60°03’48.00”. Y un tercero de “aproximadamente 120 metros de largo, por 3 metros de ancho, por 3 metros de alto, en las coordenadas: S 32°45’498” W 59°58’671”; S 32°45’29.68” W 59°58’40.12”; y S 32°45’27.50” W 59°58’36.46”, en arroyo el Manzo. Este último, data de aproximadamente junio de 2021”, se reveló.

Consecuentemente con esta información, se procedió a dar intervención a la Secretaria Penal del juzgado, donde se abrió causa a efectos de “determinar si existe o no desobediencia a la manda judicial oportunamente dispuesta”, se indicó en referencia a la cautelar dictada el 1 de julio de 2020 por el juez Federal Nº 2 de Paraná, Daniel Alonso, donde dictó “la prohibición absoluta de acciones humanas con capacidad para alterar el medio ambiente” en la zona de los humedales en Victoria. Al mismo tiempo ordenó a las autoridades y fuerzas de seguridad pongan en “en marcha un sistema capaz de prevenir nuevos incendios y/o endicados y/o terraplenes dentro del humedal”.

Por otra parte, entre las tareas del Juzgado Federal de Victoria quedará “examinar una posible conducta delictual –el daño al ambiente o desvío de cursos de agua, etcétera– que, en caso de verificarse la interjurisdiccionalidad, conforme los criterios sentados por los precedentes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se proseguirá el expediente en tal sentido. De lo contrario, se remitirá a la justicia ordinaria para que prosiga allí, en caso de no verificarse ese extremo”, se precisó.

De La Redacción de ERA Verde