mayo 18, 2024

entreObras

ProCrear II: 88 viviendas en suspenso por eliminación de Fideicomisos de la Nación

El Gobierno nacional anunció el recorte de 2.000 millones de dólares de los fondos fiduciarios. Estos son los encargados de financiar, entre otros, el ProCrear II, el programa que destinó los fondos para la edificación del complejo de viviendas que se estaba construyendo en la zona de la Costanera.

En marzo de 2022, el Municipio anunció la construcción de 88 departamentos en el predio del Gas, un predio ubicado en el predio delimitado por las calles Brasil, San Juan, Ituzaingó y Misiones, a pocas cuadras del puente Méndez Casariego, en la Costanera. 

El proyecto involucraba la edificación de un conjunto de 4 edificios con plaza en el centro, cocheras, locales comerciales, estacionamiento y espacios verdes, todo emplazado en un terreno de más de 7.700 m2. 

La inversión estimada por parte del Gobierno Nacional es de más de $1.500 millones, y estos fondos para la realización de este proyecto habitacional eran provenientes de los fondos fiduciarios que habían sido destinados a la línea de Desarrollos Urbanísticos ProCreAr II.

Según informa su sitio web, el programa ProCrear II «Desarrollos Urbanísticos» ofrece soluciones que atienden a la diversidad de las demandas habitacionales, dependiendo de la particularidad de cada municipio donde se lleva adelante. Desde una política pública que pone el foco en la vivienda como un derecho fundamental, reconoce el rol estratégico del proceso productivo de la construcción, protege los ingresos de las familias adjudicatarias, y se propone generar espacios públicos de calidad, los usos culturales y barriales.

En otras palabras, es un programa que ayuda a muchos a conseguir el sueño de la casa propia, financiada con facilidades por parte del Estado para poder adquirirla, y el proyecto de las 88 viviendas que se estaban construyendo en Gualeguaychú era parte del mismo.

Sin embargo, con la llegada de Javier Milei a la Presidencia, todo esto cambió y desde diciembre pasada están paralizados los trabajos. Pero no sólo eso, sino que ahora podrían no ser retomados nunca más debido a que el Gobierno nacional anunció la eliminación de fondos fiduciarios por 2.000 millones de dólares y enmarcó la decisión en la convicción de avanzar «contra todas las cajas de la política».

El anuncio fue realizado por el portavoz de la Presidencia, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa en la Casa de Gobierno e, inmediatamente fue confirmado por el propio presidente Javier Milei en una entrevista a Radio Rivadavia: «Vamos a avanzar en eso y vamos a ir contra todas las cajas de la política», dijo. 

La decisión del Presidente surgió luego de que el proyecto Bases (más conocido como Ley Ómnibus) no pasó el filtro de la Cámara de Diputados, lo cual devino en el retiro y vuelta a comisiones de la normativa. El mismo adjudicaba a Milei la posibilidad de “transformar, modificar, unificar o eliminar asignaciones específicas, fideicomisos o fondos fiduciarios públicos creados por normas con rango legal, inclusive los destinados a subsidios, revisar su procedencia y destino para lograr una mayor racionalidad, eficiencia, eficacia, transparencia y control del uso de recursos públicos”, entre ellos los del ProCrear II, el mismo que iba a financiar el proyecto de las 88 viviendas de Gualeguaychú.

Sin embargo, como no lo pudo hacer mediante el proyecto que se había caído en el Congreso, Milei apeló a la otra herramienta que puso en marcha para llegar a su anhelado equilibrio fiscal sin importar a qué costo: lo hará a través del recurso de Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU).

“Voy a eliminar todas la cajas negras de la política ¿Tenés alguna duda de que yo voy a hacer el decreto que los limpie (los fideicomisos)? Si los tengo a tiro de un decreto, ¡anótalos! Hay más curros de los que imaginaba», confirmó el Presidente en sus declaraciones.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 88-departamentos-en-el-predio-del-Gas-02-1024x683.jpg

Qué son los fondos fiduciarios y cuánto representan en la «caja» del Estado

Los fondos fiduciarios, uno de los principales puntos de no consenso entre el oficialismo y la oposición «dialoguista» durante las negociaciones y los debates por la ley ómnibus, son aquellos ingresos recibidos por las provincias y que sirven como una suerte de presupuesto garantizado por más de una año para asegurar el financiamiento y estabilidad de un programa público.

Los presupuestos afectan directamente a los gobernadores provinciales y, según datos de la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Economía de la Nación, representan cerca del 2% del Producto Bruto Interno (PBI) del país.

De esta manera, los subsidios y las obras se concretan, aunque es verdad que no quedan totalmente blindados de alguna malversación, como con cualquier otro gasto del Estado. La diferencia con los fondos fiduciarios es que radican en que los gobiernos no podían cambiar la asignación de los recursos a otros gastos, tal como lo advirtió un informe que la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) publicó a principios de 2023.

“Frente a los problemas de escasez de recursos y por la necesidad de contar con mayor flexibilidad en la gestión financiera, el Estado Nacional, ya sea por su propia decisión o por la del Congreso, ha cedido parte de su recaudación o transferido fondos del Presupuesto Nacional para afectarlas al cumplimiento de fines específicos, profundizando la rigidez presupuestaria en el manejo de sus recursos y disminuyendo el espacio fiscal para financiar otras políticas”, explicó la OPC en su documento.

De los 28 fondos fiduciarios existentes, el periodo en el que más se crearon fue en el gobierno de Mauricio Macri:

  • Fondo Fiduciario para la Vivienda Social.
  • Fondo Fiduciario para el Desarrollo de Capital Emprendedor (FONDCE): ayudas micro, pequeñas y medianas empresas.
  • Fondo Fiduciario de Desarrollo Productivo (FONDEP), que también ha apoyado a pymes y a monotributistas.
  • Fondo Fiduciario de Infraestructura de Seguridad Aeroportuaria.
  • Fondo Fiduciario Nacional de Agroindustria (FONDAGRO), con el que se asistió, por ejemplo, el año pasado a los afectados por la sequía.
  • Fondo Fiduciario para la Cobertura Universal de Salud, del que se conoce poco y nada.
  • Fondo Fiduciario de Energías Renovables, que ha permitido desarrollar parques eólicos y solares.
  • Fondo Fiduciario para la Generación Distribuida de Energías Renovables; con fines similares.
  • Fondo de Garantías Argentino (FOGAR), que sirve para garantizar créditos de pymes.
  • Fideicomiso PPP Red de Autopista y Rutas Seguras
  • Fondo Fiduciario para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos, que subsidia a los dueños de campos que mantienen la forestación original.

En el gobierno de Alberto Fernández se crearon:

  • Fondo Nacional para el Manejo del Fuego 
  • Fondo para la Promoción de la Economía del Conocimiento 
  • Fondo Fiduciario de Asistencia Directa a Víctimas de Trata.

Entre los fondos a los que más recursos giraron desde la administración nacional aparecen el  del subsidio al transporte público, el FONDEP, el de vivienda social, el de infraestructura hídrica, para combatir los impactos de las inundaciones y el ProCrear, el programa del que salen los fondos para precisamente construir las 88 viviendas que se estaban edificando en el predio del Gas y que ahora están envueltas en un manto de incertidumbre.