mayo 18, 2024

entreObras

Radiadores o suelo radiante: ¿qué calefacción es mejor?

Comprender cómo funcionan estos sistemas de calefacción te dará una mejor idea de cuál te conviene elegir para tu vivienda. Y es que cada sistema de calefacción cuenta con diferentes características, beneficios y contras
Radiadores o suelo radiante: ¿qué calefacción es mejor?

Suelo radiante

PROS

No tiene puntos fríos ni corrientes de aire: El calor va desde el suelo hacia el techo (generando una calefacción uniforme y libre de corrientes de aire y puntos fríos).

Se controla mediante termostatos: Se coloca un termostato por estancia o zona de la casa. De esta manera estableces tu temperatura ideal en cada parte de la casa.

Al menos un 25% más de eficiencia energética: El suelo radiante calentará tu hogar sin necesidad de calefacción adicional. Cubre una gran superficie, utiliza temperaturas de agua más bajas que un radiador y es más eficiente, hasta un 40% más eficiente cuando se combina con una bomba de calor.

Suelo radiante cálido: Uno de los mayores beneficios de la calefacción por suelo radiante es la sensación de calor bajo los pies. Olvídate de las baldosas frías.

Libera espacio en la pared: Debido a que las tuberías de plástico fuertes y flexibles están enterradas dentro del suelo, es un sistema de calefacción prácticamente invisible.

Sin superficies calientes expuestas, ni esquinas afiladas: Estar oculto también significa que es más seguro que los radiadores.

Completa libertad de diseño de interiores: Como es un sistema escondido, tienes más espacio en las paredes. No hay restricciones sobre dónde puedes colocar los muebles.

CONTRAS

El coste de compra inicial es mayor: Los sistemas de suelo radiante tienen un mayor coste de inversión inicial. Esto se debe a que requieren más piezas y el proceso de instalación es más complejo que el de los radiadores (requiere habilidades en albañilería, fontanería y electricidad). Sin embargo, ahorrarás más dinero a largo plazo con un sistema de suelo radiante.

———————————————————————————————————————————–

Radiadores

PROS

Ya están instalados en la mayoría de las viviendas: Puedes actualizar fácilmente los radiadores que ya tienes por otros más nuevos, agregar otros adicionales o moverlos sin mucho problema. Por esta razón, mantener los radiadores puede ser una buena opción si estás reformando y tienes un presupuesto limitado.

CONTRAS

Calor desigual, corrientes de aire y puntos fríos: Los sistemas de radiadores generalmente se controlan con un solo termostato, junto con válvulas termostáticas del radiador que ajustan la cantidad de agua caliente que ingresa al radiador al que están conectados.

Ocupa espacio en la pared: La mayoría de los radiadores son emisores de calor metálicos que se fijan a la pared.

No son muy eficientes energéticamente: Los radiadores solo calientan un área pequeña de la casa. Es posible que el calor emitido por los radiadores no llegue directamente al sofá al otro lado de la habitación, por lo que es posible que no puedas sentir el calor con la fuerza que debería. Debido a esto, puede haber una tendencia a encender los radiadores a una temperatura mayor, utilizando más energía para calentar la habitación completa.

Tienen esquinas afiladas y superficies calientes expuestas: Los radiadores expuestos pueden ser peligrosos de tocar si están encendidos. Esto es muy importante si hay niños o animales en casa.

DESTACAR DENTRO DEL DISEÑO

La calefacción por suelo radiante es la alternativa más solicitada por los consumidores frente a los sistemas tradicionales de radiadores.

La inversión para el suelo radiante es mayor, pero también es un modelo más eficiente y limpio.